Y será que como fuisteis maldición entre las gentes, oh casa de Judá y casa de Israel, así os salvaré, y seréis bendición. No temáis, mas esfuércense vuestras manos. Zacarias 8.13
Lectura / Buscar
Únete a nuestra comunidad
Facebook
Twitter