Porque ¿quién entendió la mente del Señor? ¿ó quién fué su consejero? Romanos 11.34
Leitura diária na versão Rayana Valera - Espanhol


Isaias 54
Isaias 55
Isaias 56
2 Timoteo 1

Isaias 54


1
ALÉGRATE, oh estéril, la que no paría levanta canción, y da voces de júbilo, la que nunca estuvo de parto: porque más son los hijos de la dejada que los de la casada, ha dicho Jehová.
2
Ensancha el sitio de tu cabaña, y las cortinas de tus tiendas sean extendidas no seas escasa alarga tus cuerdas, y fortifica tus estacas.
3
Porque á la mano derecha y á la mano izquierda has de crecer y tu simiente heredará gentes, y habitarán las ciudades asoladas.
4
No temas, que no serás avergonzada y no te avergüences, que no serás afrentada: antes, te olvidarás de la vergüenza de tu mocedad, y de la afrenta de tu viudez no tendrás más memoria.
5
Porque tu marido es tu Hacedor Jehová de los ejércitos es su nombre: y tu redentor, el Santo de Israel Dios de toda la tierra será llamado.
6
Porque como á mujer dejada y triste de espíritu te llamó Jehová, y como á mujer moza que es repudiada, dijo el Dios tuyo.
7
Por un pequeño momento te dejé mas te recogeré con grandes misericordias.
8
Con un poco de ira escondí mi rostro de ti por un momento mas con misericordia eterna tendré compasión de ti, dijo tu Redentor Jehová.
9
Porque esto me será como las aguas de Noé que juré que nunca más las aguas de Noé pasarían sobre la tierra así he jurado que no me enojaré contra ti, ni te reñiré.
10
Porque los montes se moverán, y los collados temblarán mas no se apartará de ti mi misericordia, ni el pacto de mi paz vacilará, dijo Jehová, el que tiene misericordia de ti.
11
Pobrecita, fatigada con tempestad, sin consuelo he aquí que yo cimentaré tus piedras sobre carbunclo, y sobre zafiros te fundaré.
12
Tus ventanas pondré de piedras preciosas, tus puertas de piedras de carbunclo, y todo tu término de piedras de buen gusto.
13
Y todos tus hijos serán enseñados de Jehová y multiplicará la paz de tus hijos.
14
Con justicia serás adornada estarás lejos de opresión, porque no temerás y de temor, porque no se acercará á ti.
15
Si alguno conspirare contra ti, será sin mí: el que contra ti conspirare, delante de ti caerá.
16
He aquí que yo crié al herrero que sopla las ascuas en el fuego, y que saca la herramienta para su obra y yo he criado al destruidor para destruir.
17
Toda herramienta que fuere fabricada contra ti, no prosperará y tú condenarás toda lengua que se levantare contra ti en juicio. Esta es la heredad de los siervos de Jehová, y su justicia de por mí, dijo Jehová.

topo

Isaias 55


1
A TODOS los sedientos: Venid á las aguas y los que no tienen dinero, venid, comprad, y comed. Venid, comprad, sin dinero y sin precio, vino y leche.
2
¿Por qué gastáis el dinero no en pan, y vuestro trabajo no en hartura? Oidme atentamente, y comed del bien, y deleitaráse vuestra alma con grosura.
3
Inclinad vuestros oídos, y venid á mí oid, y vivirá vuestra alma y haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes á David.
4
He aquí, que yo lo dí por testigo á los pueblos, por jefe y por maestro á las naciones.
5
He aquí, llamarás á gente que no conociste, y gentes que no te conocieron correrán á ti por causa de Jehová tu Dios, y del Santo de Israel que te ha honrado.
6
Buscad á Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.
7
Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos y vuélvase á Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.
8
Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová.
9
Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.
10
Porque como desciende de los cielos la lluvia, y la nieve, y no vuelve allá, sino que harta la tierra, y la hace germinar y producir, y da simiente al que siembra, y pan al que come,
11
Así será mi palabra que sale de mi boca: no volverá á mí vacía, antes hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.
12
Porque con alegría saldréis, y con paz seréis vueltos los montes y los collados levantarán canción delante de vosotros, y todos los árboles del campo darán palmadas de aplauso.
13
En lugar de la zarza crecerá haya, y en lugar de la ortiga crecerá arrayán: y será á Jehová por nombre, por señal eterna que nunca será raída.

topo

Isaias 56


1
ASI dijo Jehová: Guardad derecho, y haced justicia: porque cercana está mi salud para venir, y mi justicia para manifestarse.
2
Bienaventurado el hombre que esto hiciere, y el hijo del hombre que esto abrazare: que guarda el sábado de profanarlo, y que guarda su mano de hacer todo mal.
3
Y el hijo del extranjero, allegado á Jehová, no hable diciendo: Apartaráme totalmente Jehová de su pueblo. Ni diga el eunuco: He aquí yo soy árbol seco.
4
Porque así dijo Jehová á los eunucos que guardaren mis sábados, y escogieren lo que yo quiero, y abrazaren mi pacto:
5
Yo les daré lugar en mi casa y dentro de mis muros, y nombre mejor que el de hijos é hijas nombre perpetuo les daré que nunca perecerá.
6
Y á los hijos de los extranjeros que se allegaren á Jehová para ministrarle, y que amaren el nombre de Jehová para ser sus siervos: á todos los que guardaren el sábado de profanarlo, y abrazaren mi pacto,
7
Yo los llevaré al monte de mi santidad, y los recrearé en mi casa de oración sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptos sobre mi altar porque mi casa, casa de oración será llamada de todos los pueblos.
8
Dice el Señor Jehová, el que junta los echados de Israel: Aun juntaré sobre él sus congregados.
9
Todas las bestias del campo, todas las bestias del monte, venid á devorar.
10
Sus atalayas ciegos son, todos ellos ignorantes todos ellos perros mudos, no pueden ladrar soñolientos, echados, aman el dormir.
11
Y esos perros ansiosos no conocen hartura y los mismos pastores no supieron entender: todos ellos miran á sus caminos, cada uno á su provecho, cada uno por su cabo.
12
Venid, dicen, tomaré vino, embriaguémonos de sidra y será el día de mañana como este, ó mucho más excelente.

topo

2 Timoteo 1


1
PABLO, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, según la promesa de la vida que es en Cristo Jesús,
2
A Timoteo, amado hijo: Gracia, misericordia, y paz de Dios el Padre y de Jesucristo nuestro Señor.
3
Doy gracias á Dios, al cual sirvo desde mis mayores con limpia conciencia, de que sin cesar tengo memoria de ti en mis oraciones noche y día
4
Deseando verte, acordándome de tus lágrimas, para ser lleno de gozo
5
Trayendo á la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual residió primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice y estoy cierto que en ti también.
6
Por lo cual te aconsejo que despiertes el don de Dios, que está en ti por la imposición de mis manos.
7
Porque no nos ha dado Dios el espíritu de temor, sino el de fortaleza, y de amor, y de templanza.
8
Por tanto no te avergüences del testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo antes sé participante de los trabajos del evangelio según la virtud de Dios,
9
Que nos salvó y llamó con vocación santa, no conforme á nuestras obras, mas según el intento suyo y gracia, la cual nos es dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos,
10
Mas ahora es manifestada por la aparición de nuestro Salvador Jesucristo, el cual quitó la muerte, y sacó á la luz la vida y la inmortalidad por el evangelio
11
Del cual yo soy puesto predicador, y apóstol, y maestro de los Gentiles.
12
Por lo cual asimismo padezco esto: mas no me avergüenzo porque yo sé á quien he creído, y estoy cierto que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día.
13
Retén la forma de las sanas palabras que de mi oíste, en la fe y amor que es en Cristo Jesús.
14
Guarda el buen depósito por el Espíritu Santo que habita en nosotros.
15
Ya sabes esto, que me han sido contrarios todos los que son en Asia, de los cuales son Figello y Hermógenes.
16
Dé el Señor misericordia á la casa de Onesíforo que muchas veces me refrigeró, y no se avergonzó de mi cadena:
17
Antes, estando él en Roma, me buscó solícitamente, y me halló.
18
Déle el Señor que halle misericordia cerca del Señor en aquel día. Y cuánto nos ayudó en Efeso, tú lo sabes mejor.

topo
Participe da nossa comunidade
Facebook
Twitter