Y dijo Eli á Samuel: Ve, y acuéstate: y si te llamare, dirás: Habla, Jehová, que tu siervo oye. Así se fué Samuel, y acostóse en su lugar. 1 Samuel 3.9
Leitura diária na versão Rayana Valera - Espanhol


Ezequiel 41
Ezequiel 42
Apocalipsis 6

Ezequiel 41


1
METIOME luego en el templo, y midió los postes, siendo el ancho seis codos de una parte, y seis codos de otra, que era la anchura del tabernáculo.
2
Y la anchura de la puerta era de diez codos y los lados de la puerta, de cinco codos de una parte, y cinco de otra. Y midió su longitud de cuarenta codos, y la anchura de veinte codos.
3
Y pasó al interior, y midió cada poste de la puerta de dos codos y la puerta de seis codos y la anchura de la entrada de siete codos.
4
Midió también su longitud, de veinte codos, y la anchura de veinte codos, delante del templo: y díjome: Este es el lugar santísimo.
5
Después midió el muro de la casa, de seis codos y de cuatro codos la anchura de las cámaras, en torno de la casa alrededor.
6
Y las cámaras eran cámara sobre cámara, treinta y tres por orden y entraban modillones en la pared de la casa alrededor, sobre los que las cámaras estribasen, y no estribasen en la pared de la casa.
7
Y había mayor anchura y vuelta en las cámaras á lo más alto el caracol de la casa subía muy alto alrededor por de dentro de la casa: por tanto la casa tenía más anchura arriba y de la cámara baja se subía á la alta por la del medio.
8
Y miré la altura de la casa alrededor: los cimientos de las cámaras eran una caña entera de seis codos de grandor.
9
Y la anchura de la pared de afuera de las cámaras era de cinco codos, y el espacio que quedaba de las cámaras de la casa por de dentro.
10
Y entre las cámaras había anchura de veinte codos por todos lados alrededor de la casa.
11
Y la puerta de cada cámara salía al espacio que quedaba una puerta hacia el norte, y otra puerta hacia el mediodía: y la anchura del espacio que quedaba era de cinco codos por todo alrededor.
12
Y el edificio que estaba delante del apartamiento al lado de hacia el occidente era de setenta codos y la pared del edificio, de cinco codos de anchura alrededor, y noventa codos de largo.
13
Y midió la casa, cien codos de largo: y el apartamiento, y el edificio, y sus paredes, de longitud de cien codos
14
Y la anchura de la delantera de la casa, y del apartamiento al oriente, de cien codos.
15
Y midió la longitud del edificio que estaba delante del apartamiento que había detrás de él, y las cámaras de una parte y otra, cien codos y el templo de dentro, y los portales del atrio.
16
Los umbrales, y las ventanas estrechas, y las cámaras, tres en derredor á la parte delantera, todo cubierto de madera alrededor desde el suelo hasta las ventanas y las ventanas también cubiertas.
17
Encima de sobre la puerta, y hasta la casa de dentro, y de fuera, y por toda la pared en derredor de dentro y por de fuera, tomó medidas.
18
Y estaba labrada con querubines y palmas: entre querubín y querubín una palma: y cada querubín tenía dos rostros:
19
Un rostro de hombre hacia la palma de la una parte, y rostro de león hacia la palma de la otra parte, por toda la casa alrededor.
20
Desde el suelo hasta encima de la puerta había labrados querubines y palmas, y por toda la pared del templo.
21
Cada poste del templo era cuadrado, y la delantera del santuario era como la otra delantera.
22
La altura del altar de madera era de tres codos, y su longitud de dos codos y sus esquinas, y su superficie, y sus paredes, eran de madera. Y díjome: Esta es la mesa que está delante de Jehová.
23
Y el templo y el santuario tenían dos portadas.
24
Y en cada portada había dos puertas, dos puertas que se volvían: dos puertas en la una portada, y otras dos en la otra.
25
Y en las puertas del templo había labrados de querubines y palmas, así como estaban hechos en las paredes, y grueso madero sobre la delantera de la entrada por de fuera.
26
Y había ventanas estrechas, y palmas de una y otra parte por los lados de la entrada, y de la casa, y por las vigas.

topo

Ezequiel 42


1
SACOME luego al atrio de afuera hacia el norte, y llevóme á la cámara que estaba delante del espacio que quedaba enfrente del edificio de hacia el norte.
2
Por delante de la puerta del norte su longitud era de cien codos, y la anchura de cincuenta codos.
3
Frente á los veinte codos que había en el atrio de adentro, y enfrente del solado que había en al atrio exterior, estaban las cámaras, las unas enfrente de las otras en tres pisos.
4
Y delante de las cámaras había un corredor de diez codos de ancho á la parte de adentro, con viaje de un codo y sus puertas hacia el norte.
5
Y las cámaras más altas eran más estrechas porque las galerías quitaban de ellas más que de las bajas y de las de en medio del edificio:
6
Porque estaban en tres pisos, y no tenían columnas como las columnas de los atrios: por tanto, eran más estrechas que las de abajo y las del medio desde el suelo.
7
Y el muro que estaba afuera enfrente de las cámaras, hacia el atrio exterior delante de las cámaras, tenía cincuenta codos de largo.
8
Porque la longitud de las cámaras del atrio de afuera era de cincuenta codos: y delante de la fachada del templo había cien codos.
9
Y debajo de las cámaras estaba la entrada al lado oriental, para entrar en él desde el atrio de afuera.
10
A lo largo del muro del atrio hacia el oriente, enfrente de la lonja, y delante del edificio, había cámaras.
11
Y el corredor que había delante de ellas era semejante al de las cámaras que estaban hacia el norte, conforme á su longitud, asimismo su anchura, y todas sus salidas conforme á sus puertas, y conforme á sus entradas.
12
Y conforme á las puertas de las cámaras que estaban hacia el mediodía, tenía una puerta al principio del camino, del camino delante del muro hacia el oriente á los que entran.
13
Y díjome: Las cámaras del norte y las del mediodía, que están delante de la lonja, son cámaras santas, en las cuales los sacerdotes que se acercan á Jehová comerán las santas ofrendas: allí pondrán las ofrendas santas, y el presente, y la expiación, y el sacrificio por el pecado: porque el lugar es santo.
14
Cuando los sacerdotes entraren, no saldrán del lugar santo al atrio de afuera, sino que allí dejarán sus vestimentas con que ministrarán, porque son santas y vestiránse otros vestidos, y así se allegarán á lo que es del pueblo.
15
Y luego que acabó las medidas de la casa de adentro, sacóme por el camino de la puerta que miraba hacia el oriente, y midiólo todo alrededor.
16
Midió el lado oriental con la caña de medir, quinientas cañas de la caña de medir en derredor.
17
Midió al lado del norte, quinientas cañas de la caña de medir alrededor.
18
Midió al lado del mediodía, quinientas cañas de la caña de medir.
19
Rodeó al lado del occidente, y midió quinientas cañas de la caña de medir.
20
A los cuatro lados lo midió: tuvo el muro todo alrededor quinientas cañas de longitud, y quinientas cañas de anchura, para hacer separación entre el santuario y el lugar profano.

topo

Apocalipsis 6


1
Y MIRÉ cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí á uno los cuatro animales diciendo como con una voz de trueno: Ven y ve.
2
Y miré, y he aquí un caballo blanco: y el que estaba sentado encima de él, tenía un arco y le fué dada una corona, y salió victorioso, para que también venciese.
3
Y cuando él abrió el segundo sello, oí al segundo animal, que decía: Ven y ve.
4
Y salió otro caballo bermejo: y al que estaba sentado sobre él, fué dado poder de quitar la paz de la tierra, y que se maten unos á otros: y fuéle dada una grande espada.
5
Y cuando él abrió el tercer sello, oí al tercer animal, que decía: Ven y ve. Y miré, y he aquí un caballo negro: y el que estaba sentado encima de él, tenía un peso en su mano.
6
Y oí una voz en medio de los cuatro animales, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario: y no hagas daño al vino ni al aceite.
7
Y cuando él abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto animal, que decía: Ven y ve.
8
Y miré, y he aquí un caballo amarillo: y el que estaba sentado sobre él tenía por nombre Muerte y el infierno le seguía: y le fué dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las bestias de la tierra.
9
Y cuando él abrió el quinto sello, vi debajo del altar las almas de los que habían sido muertos por la palabra de Dios y por el testimonio que ellos tenían.
10
Y clamaban en alta voz diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre de los que moran en la tierra?
11
Y les fueron dadas sendas ropas blancas, y fuéles dicho que reposasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completaran sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos.
12
Y miré cuando él abrió el sexto sello, y he aquí fué hecho un gran terremoto y el sol se puso negro como un saco de cilicio, y la luna se puso toda como sangre
13
Y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera echa sus higos cuando es movida de gran viento.
14
Y el cielo se apartó como un libro que es envuelto y todo monte y las islas fueron movidas de sus lugares.
15
Y los reyes de la tierra, y los príncipes, y los ricos, y los capitanes, y los fuertes, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes
16
Y decían á los montes y á las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos de la cara de aquél que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero:
17
Porque el gran día de su ira es venido ¿y quién podrá estar firme?

topo
Participe da nossa comunidade
Facebook
Twitter