Para que la prueba de vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual perece, bien que sea probado con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra, cuando Jesucristo fuera manifestado: 1 Pedro 1.7
Colosenses
Únete a nuestra comunidad
Facebook
Twitter